Apoyar la lactancia materna contribuye a un planeta más saludable

Lic. M. Alfonsina Fernández/ Coordinadora Programa de Maternidad e Infancia H.S.A.S.

Como todos los años, la Semana Mundial de la Lactancia se conmemora del 01 al 07 de Agosto para fomentar la lactancia materna y mejorar la salud de los lactantes en todo el mundo. Así lo dice la Declaración de Innocenti, firmada en agosto de 1990 por los gobiernos, la OMS, UNICEF y otras organizaciones para proteger, promover y apoyar la misma.

La lactancia materna promueve una mejor salud tanto para las madres como para los niños. Su aumento a niveles casi universales podría salvar más de 800 000 vidas al año, la mayoría de ellas menores de 6 meses. Entre sus beneficios se puede mencionar que disminuye el riesgo de que las madres padezcan cáncer de mama y ovario, diabetes de tipo 2 y enfermedades cardíacas. Se estima que el incremento de la lactancia materna podría evitar 20 000 muertes maternas al año por cáncer de mama. Es así como el lema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2020 lleva por nombre: “Apoyar la lactancia materna contribuye a un planeta más saludable”. Este lema está centrado en el impacto de la alimentación infantil sobre el medio ambiente, el cambio climático y la necesidad urgente de proteger, promover y apoyar la lactancia materna para la salud de las personas del planeta. Se trata de un acto natural y ecológico.

La leche materna es un recurso renovable y gratuito que no produce contaminación ni desperdicio. La SMLM2020 no puede ser opacada por la crisis pandémica que estamos atravesando, a pesar de que por razones lógicas nuestro sistema sanitario haya quedado totalmente absorbido por esta. Debemos sostener, hoy más que nunca, la promoción de la Lactancia desde cada lugar de trabajo.

Contamos con sobrados fundamentos para continuar reforzando una ‘lactancia exitosa’, la cual redundará en la salud del bebé, la mamá y la sociedad en general. Debemos tomar a la Lactancia como un hecho que tiene gran impacto en la Salud Pública, y repensarla como Proceso Colectivo para ya no cargar las tintas sobre esta diada Madre-Hijo, sino más bien, en la carga social y cultural.

El equipo de salud, nutriéndose de los saberes venideros y pensando a la Lactancia Materna como un hecho sociocultural, debe posicionarse en la información sin quedar anclado a un discurso hegemónico y absolutista. Se considera a La lactancia materna como el primer acto de Soberanía Alimentaria porque elije un alimento saludable, disponible, que no daña el medio ambiente y que cubre todos los requerimientos alcanzando la plena seguridad alimentaria.

La Lic. M. Alfonsina Fernández es Coordinadora del Programa de Maternidad e Infancia en el Hospital José Alberto Sánchez de Río Turbio. 

Te puede interesar