Río Turbio: A un año de la matanza de más de 60 perros

Patitas de la Cuenca 31 de agosto de 2020 Por Por La Tangente
Desde el grupo de amigos de Patitas de la Cuenca se recordó el envenenamiento de más de 60 perros. El año pasado más de 70 kg de carne fueron tirados en la vía pública, el hecho ocasionó la muerte de perros y aves en el ejido municipal de Río Turbio.

A fines de agosto de 2019 más de 60 perros fueron encontrados sin vida por sus dueños y vecinos que salieron a la calle a rescatar a los animales que estaban con vida y a embolsar a los que ya estaban fallecidos. La noticia recorrió los medios de comunicación del país.

No solamente se encontró a decenas de perros muertos,  sino también a muchas aves de la zona. Este hecho llevó a que el municipio de Río Turbio declarará la emergencia medioambiental y sanitaria por 30 días. Se presumen que murieron por una sustancia introducida en trozos de carne que fueron arrojados a la calle por una camioneta que fue identificada a través de cámaras de seguridad de vecinos.

Esa madrugada de agosto, fueron varios los vecinos que vieron a una persona que se trasladaba en una camioneta particular que fue vista arrojando trozos de carne en la calle. Gran parte de la comunidad de Río Turbio, y voluntarios de ONG´s y agrupaciones dedicadas al rescate de  perros en situación de calle a marchar pidiendo el esclarecimiento del hecho que puso en riesgo a toda la población.

La causa aun sigue en el Juzgado de Instrucción N° 1 de Río Turbio. Hasta la fecha no hay responsables del hecho. 

El Escritor Rioturbiense Pedro Carrizo escribió:

EN MEMORIA DE LOS PERROS ASESINADOS EN LA CUENCA CARBONÍFERA
"aún silbaré para que regreses, aunque en la cucha de la eternidad sigas mordiendo mis alpargatas"
Cuando torea bajo tierra la muerte.
Cuando definitivamente se detienen los rabos sonrientes de los perros.
Cuando las lágrimas de un niño llame a su amigo que no vendrá.
Cuando la inercia prepare la cena para la ausencia del saltarín ladrido.
Cuando la luna se crea sorda al no encontrar aullido alguno.
Cuando el veneno del hombre crece más que el tiempo, viene a mi memoria Isaac Newton cuando escribió:
"Puedo calcular el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura del hombre"

Te puede interesar

Newsletter